Este es un post de invitado escrito por Edu, autor del blog Farmaknowmada.

Edu es otro de los tantos que se han rebelado a vivir una vida estándar siguiendo el camino que otros nos han marcado y haciendo aquello que supuestamente debes hacer.

Su máxima ilusión era ser dueño de su tiempo y dejar de intercambiar sus horas de trabajo por dinero para poder vivir con la libertad que se merece. Pero este camino, todavía tan poco conocido, no es fácil de recorrer a menos que tengas una hoja de ruta de otras personas que ya han dado los mismos pasos que quieres dar tú.

Edu te cuenta cómo puedes dejar tu trabajo para emprender un negocio online, o dicho de otra manera, empezar a ser tu propia jefa ¡y la dueña de tu vida!

¡Aquí te dejo con su historia!

_____________________________________________________________

 

¿Sabías que más del 70% de los españoles están descontentos con su actual trabajo?

A mí me parecen pocos todavía.

¿Y que un tercio de los estadounidenses son freelance o autónomos?

Sin duda alguna, estamos ante la transformación laboral más importante desde la revolución industrial.

Seguro que estás quemada con tu trabajo, te sientes atrapada en una rutina de la que no puedes salir. Estás harta de tu jefe y estás pensando en cogerte un año sabático. Pero no puedes dejar tu trabajo porque tienes que seguir pagando las facturas. ¿Cómo lo hago?

Te entiendo perfectamente, yo también estaba en la misma situación que tú hace unos meses. Contando los días que faltaban hasta el viernes. Obsesionado con no aprovechar al máximo el finde, los puentes y las vacaciones. Todo para volver empezar la semana maldiciendo el lunes.

 

Breve historia de mi proceso de reinvención profesional

 

Mi vida trabajando por cuenta ajena en una farmacia de barrio

 

Antes de reinventarme trabajaba en una farmacia de barrio donde pude hacer las prácticas y empezar a “trabajar de lo mío”. Comencé como se empieza en un nuevo trabajo; con ilusión y con muchas ganas de aprender y coger experiencia.

Me sentía realizado al poder ayudar a los demás con mis conocimientos. Poder aplicar en mi día a día todo lo que había estudiado (aunque sólo fuera una mínima parte). Estaba contribuyendo a mejorar la salud de los clientes de la farmacia.

Hacía todos los cursos que ofrecían los laboratorios farmacéuticos para seguir formándome y poder ofrecer más valor a los clientes/pacientes de la farmacia. Aunque ni mi horario ni mi nómina mejorasen.

De hecho, el convenio fue aumentando el número de horas de trabajo y muchas farmacias fueron ampliando su horario de apertura. La tendencia era abrir los sábados todo el día, incluso los domingos. Algunas farmacias han implantado el horario continuo de 24h.

Un domingo de guardia en el que sólo había vendido un cepillo de dientes, me empecé a cuestionar qué hacía y hacia dónde iba mi vida laboral.

dejar mi trabajo

En algunas ocasiones me sentía como si fuera comercial de un laboratorio. La mayoría de los tratamientos están enfocados tratar enfermedades o dolencias. Parece ser que a las compañías farmacéuticas les es más rentable eso que la prevención o el promover hábitos de vida más saludables. Sin duda alguna, mis valores no estaban alineados con los suyos.

También empecé a sentirme un poco frustrado por el choque generacional. La mayoría de los pacientes del barrio eran pensionistas, con los que era muy difícil intentar que cambiasen sus hábitos de toda la vida.

Además de que a muchos les empieza a fallar la cabeza y padecen dolores crónicos, ellos fueron mis “Maestros Zen”. Todos los días me daban lecciones y han conseguido que adquiera una paciencia próxima al infinito 🙂

Pensé en cambiarme de farmacia, pero seguramente sería con un horario ampliado. Tampoco me planteaba hipotecarme y montar una farmacia.

Buscaba tener más libertad, no estar sujeto a un horario que me impusieran. Ni un trabajo de oficina de un laboratorio como habían optado otros compañeros.

Me preguntaba hacia dónde iba mi futuro laboral. ¿Dónde me veía dentro de 5 o 10 años? No tenía capacidad para tomar ninguna decisión, ni aplicar ninguna idea. Ni tampoco ninguna posibilidad de promoción. O por lo menos alguna que me gustase.

Siempre había llevado en mente montarme un negocio propio, lo que no sabía era cuál ni cómo. En el colegio y en la facultad nos enseñan a cómo ser unos buenos empleados, pero no nos enseñan cómo ganarnos la vida con nuestros conocimientos.

 

De farmacéutico a emprendedor

 

Así que empecé a buscar sobre cómo obtener ingresos con un negocio digital. Empecé a seguir a bloggers, desvirtualizar a algunos de ellos, comenzar a formarme y crear mi primer blog con el fin de monetizarlo. Después de currar en la farmacia a las 22:30 era mi hora de darle al WordPress.

Tras varios meses, me di cuenta de que las mejores horas del día, mis horas más productivas, las dedicaba a currar en la farmacia. Mientras, empleaba las horas finales del día en las que estaba más cansado a mi proyecto online.

Me di cuenta que si de verdad quería avanzar en mi proyecto, debería poner toda la carne en el asador. Y de empezar un nuevo proyecto con más pasión, más acorde con mi misión y que mereciese la pena.

dejar tu trabajo

Y di el salto al vacío de dedicarme a tiempo completo a mis proyectos online, ser el dueño de mi tiempo, no tener un horario de trabajo rígido, ni guardias, ni jefe… En definitiva, diseñar mi life style soñado.

Imagino que todo esto que te acabo de contar es algo con lo que tú también sueñas o te habrás planteado algunas veces, pero seguramente tú, al igual que yo, no sabes qué camino recorrer o por dónde empezar.

¡No te preocupes!

Estoy aquí para ayudarte gracias a mi propia experiencia.

Te voy a contar todo lo que he aprendido para dejar tu trabajo y emprender en un negocio digital.

 

Los pasos que tienes que dar para dejar tu trabajo

 

1. ¿Por qué motivos quieres dejar tu trabajo?

 

Lo primero que tienes que tener claro al dejar tu actual trabajo para emprender un negocio online, son los motivos por los que lo haces.

No te voy engañar, no es un camino de rosas. A lo largo del proceso vas cuestionarte por qué lo estás haciendo, por lo que tienes que tener muy clara tu motivación.

En mi caso, mis motivos eran conseguir mi sueño de trabajar en mi propio negocio, reinventarme profesionalmente en un proyecto que mereciera la pena ayudando a los demás y conseguir la libertad de decidir en qué emplear mi tiempo.

Piensa si de verdad quieres emprender un negocio propio o sólo necesitas cambiar de trabajo. Quizás valoras más la “seguridad” de la nómina de un trabajo fijo que conseguir más libertad.

Sobre todo no tomes la decisión de dejar tu trabajo porque estás pasando una mala temporada o hayas tenido alguna discusión con tu jefe o con alguna compañera. Tienes que estar segura del cambio que va a suponer en tu vida esta decisión. No puedes tomar una decisión tan importante por el calentón del momento.

 

2. Por dónde empezar antes de dejar tu trabajo

 

2.1. Preparar un colchón de ahorro

Conseguir un colchón de ahorro es lo primero por lo que tienes que empezar. No es como cuando cambias de trabajo, que dejas uno y al mes siguiente cobras la nómina en el otro.

Tienes que contar con una reserva como para vivir entorno a un año y medio sin tener ingresos. Y sin que baje tu nivel de vida. Éste es un requisito indispensable para despedir a tu jefe.

dejar tu trabajo

Puedes deshacerte de muchas cosas que hace siglos que usas y conseguir algo de dinero. Por ejemplo, vender tu coche o cambiarlo por otro más barato, deshacerte de ropa o esa bicicleta estática que ya sólo usas de perchero, etc… ¡Tienes que ser imaginativa!

 

2.2 Recortar gastos

Lo primero que tienes que hacer para conseguir este colchón de ahorro es recortar gastos. Ésta tiene que ser tu prioridad.

Uno de los mejores ejercicios que puedes hacer -si no lo haces ya- es anotar todos tus gastos. Sí, ya sé que es un peñazo. Pero si no lo haces no sabrás en qué gastas tu dinero. Y si no lo puedes contabilizar, no lo puedes recortar tus gastos.

Haz una lista de todas las cosas que saquen dinero de tu bolsillo (pasivo) y elimina todo lo que no sea imprescindible.

Otra cosa que puedes hacer es revisar todos los servicios que tengas contratados: compañía de teléfono e internet, compañía eléctrica, de gas, seguros, etc… Invierte un poco de tiempo en comparar precios. Conseguirás recortar gastos fijos mes a mes.

Una forma muy drástica de recortar gastos para poder dejar tu trabajo y emprender un negocio digital es cambiar de país. Irte a vivir a un país con un nivel adquisitivo menor aumenta el valor de tu dinero.

 

2.3. Otras vías de ingresos

Al dejar tu trabajo para emprender un negocio digital, vas a perder tu principal fuente de ingresos.

Puedes valorar la posibilidad de un trabajo por horas dando clases particulares, por ejemplo. Siempre sin perder el foco de desarrollar tu proyecto online. En esta etapa tu objetivo no es conseguir ingresos.

Una alternativa sería -si puedes- alquilar la casa donde vives o una habitación. Tengo un amigo que está dando la vuelta al mundo en moto y una de las formas que tiene de financiarse el viaje es alquilando su casa. Sale más caro vivir, por ejemplo, en Europa que estar viajando por Asia.

 

3. Fijar la fecha para dejar tu trabajo

 

Quizás poner una fecha en la que dejas tu trabajo es el paso más importante. Es el punto de partida. Cuando ya has fijado el objetivo.

Fijar una fecha es la forma de convertir un sueño en un objetivo.

En tu estrategia de dejar tu trabajo para desarrollar tu negocio online, tienes que dar los pasos en el orden correcto. Y fijar la fecha es el primero de ellos.

Al elegir la fecha en la que quieres dejar tu trabajo, tienes que mirar primero el plazo que tienes que comunicárselo a tu jefe. Revisa en tu convenio cuál es el plazo en función del puesto que desempeñes en la empresa. Si no se especifica nada, se establece que el trabajador tiene un plazo de 15 días para comunicarlo a la empresa.

Puedes elegir la fecha que quieras, pero no está demás que tengas en cuenta la entrega de trabajos a clientes o las guardias, en mi caso. También tienes que tener en cuenta si eliges algún mes verano, por no fastidiarle a ninguna compañera las vacaciones.

Otro aspecto a tener en cuenta es calcular las vacaciones no disfrutadas y la parte proporcional de las pagas extras a la hora de calcular el finiquito, si fuera el caso de un despido improcedente.

Yo por ejemplo elegí la fecha simbólica del 31 de diciembre por el efecto psicológico del cambio de año.

 

4. Cómo decir que dejas tu trabajo

 

Éstas son las personas a las que tienes que decirles que dejas tu trabajo y el orden correcto.

 

4.1. A tu pareja y familia

Tu pareja y tu familia son las primeras personas a las que tendrás que contárselo ya que van a estar implicadas indirectamente en tu cambio. Va a haber una reestructura en cuanto a tu disponibilidad de tiempo y de tus ingresos, por lo que es importante contar con su apoyo.

Una de las cosas que he comprobado con el paso de estos meses, es que al estar más alineada con tus valores te encuentras mejor. Y esto se ve reflejado tu relación con los tuyos de forma positiva. Ya me lo habían advertido, y he comprobado que es cierto.

El principal motivo por el que dejas tu trabajo para emprender en un negocio online es la de tener más libertad para pasar más tiempo con tu familia y amigos. Poder diseñar el estilo de vida deseas y dejar que tu vida gire en torno a tu trabajo.

Por ejemplo, yo dudaba si contárselo a mi yaya o no. Tengo que decir que a mi yaya le falla un poco la memoria a corto plazo, así que si no se lo fuera a tomar bien se le olvidaría pronto. A pesar de sus 101 años aún puedes mantener una conversación con ella. Lo difícil fue explicarle mi proyecto y qué era eso de internet. Al verme entusiasmado contándole todo y cerciorarse de que mi proyecto era “de lo mío”, se lo tomo bien.

 

4.2. A tu jefe

Este es uno de los momentos más decisivos.

¿Cuántas veces has fantaseado con despedir a tu jefe? Pues bien, que te toque la lotería no es la única forma de poder hacerlo. Todo el mundo, al menos una vez en la vida, debería darse el gustazo de despedir a su jefe.

Pero no cometas el error de decírselo cuando ya no puedas más y explotes. No te dejes llevar por el calentón del momento y luego tengas que arrepentirte.

La mejor forma de hacerlo es decirle cuando le veas por la mañana que tienes algo importante que contarle. Y que si podrías hablar unos minutos en privado al final del día.

Es mejor que la conversación no se alargue mucho, no des lugar a un debate. Expón tu decisión de dejar el trabajo para emprender tu proyecto. Y para que quede constancia de la fecha, en teoría tendrías que entregar tu carta de despido o email.

Sobre todo, no cometas el error de soltarle todo que te has estado callando hasta ahora. No es el momento de desahogarte.

 

4.3. A tus compañeros de trabajo

A las siguientes personas a las que se lo tendrás que contar son a tus compañeros. Y cuanto antes mejor. Deberían ser los siguientes después de tu jefe. Sobre todo, si tienen que modificar turnos, vacaciones, etc… Ponte en su lugar, a ti también te gustaría que te lo dijeran lo antes posible para organizarte.

Aquí ya si te sientes más cómoda, sí que puedes explicar tus motivos de dejar tu trabajo. Sin agobiarte y en función de la relación que tengas con ellos.

 

4.4. A tus amigas

A la mayoría de tus amigas les sorprenderá que dejes un trabajo fijo por emprender un negocio online.

Muchas pensarán que estás loca… ¡Con la que está cayendo!

Yo creo que más locura es tener un trabajo que no está alineado con tus valores, en el que hipotecas tu tiempo sólo por pagar facturas.

Te sorprenderá saber la gente que piensa igual que tú, pero no se atreve a dar el salto y perder su aparente seguridad. Si no sales de tu zona de confort no hay premio.

Y no te preocupes tanto por las críticas, generalmente la gente es muy educada y si piensan que es una mala decisión se lo callarán 🙂 Y más de las que imaginas te animarán y admirarán por el valor que has tenido.

A mí se me ocurrió una idea muy divertida y evitar repetirme contando la misma historia cada vez que hablaba con un amigo. Fue contarlo a través de los grupos de whatsapp, pero el día 28 de diciembre. El día de los Santos Inocentes. Fue muy divertido ver quién se lo creyó y quién no 🙂

 

 4.5. Cómo contárselo la vecina: Elevator Speak

Tras dejar tu trabajo y conforme van pasando los días, te vas a ir encontrando con gente y en algún momento va a salir el tema de tu trabajo. Como por ejemplo, cuando te encuentras a tu vecina en el ascensor y te pregunta que cómo no estás en el trabajo a estas horas.

Esta situación de tener que soltar el rollo de que has dejado tu trabajo y lo que vas a hacer ahora, puede llegar a agobiarte con según qué personas.

Una ayuda es prepararte un elevator speak o elevator pich. Es un pequeño discurso de no más de un minuto en el explicas a lo que te dedicas. Además de que es un buen ejercicio para aclararte las ideas.

 

5. Las formas de dejar tu trabajo

 

Antes de pasar a las formas que hay de finalizar tu contrato de trabajo, te diría que rompas con la idea limitante de no negociar. Aunque haya un convenio, todo es negociable. Igual la relación con tu jefe en ese momento no es la más cordial del mundo. Pero no descartes de entrada el poder llegar a un acuerdo.

Por ejemplo, una posibilidad que se puede dar es que te ofrezcan una reducción de jornada o una excedencia. Tendrás que valorar si te interesa. Dependiendo de tus circunstancias podría ser una opción para ir desarrollando tu proyecto online en side proyect, es decir un proyecto online en paralelo mientras tú sigues trabajando de lo tuyo.

Por otra parte, recuerda que, si en algún momento pudieras solicitar la prestación por desempleo, ésta se calcula haciendo la media de la nómina de los 6 últimos meses cotizados.

Para solicitar la prestación por desempleo en el caso de despido, puedes informarte en el Servicio Público de Empleo Estatal SEPE

Las posibles formas de dejar un trabajo, aquí en España, son las siguientes:

 

5.1. Baja voluntaria

 

Es cuando pones fin a tu relación laboral con la empresa, dentro del plazo de tiempo establecido y notificándolo con una carta de despido.

En esta opción no tienes derecho a ninguna indemnización ni cobrar el paro, aunque podrías recurrir a ella. Un amigo me ensenó una sentencia en la que al cabo de varios años, sí pudo acceder al subsidio de desempleo.

 

5.2. Excedencia

Una opción interesante a tener cuenta ya que te da la tranqulidad de no llegar a perder tu trabajo. Aunque no conozco a mucha gente que después de emprender en un negocio online, haya vuelto otra vez a su antiguo trabajo.

En teoria al acabar el tiempo establecido de la excedencia, te tienen que guardar tu puesto de trabajo. Antes de tomar una decisión, revisa tu convenio y asegúrate de todas las condiciones, período de excedencia, requisitos, plazos de notificación, etc…

Si estás interesada en cogerte un año sabático aprovechando una excedencia, en este post descubrirás cómo hacerlo.

 

5.3. Despido procedente

Es el despido promovido por la empresa y puede ser por estas 3 causas:

– Por causas económicas, técnicas o de producción de la empresa, despidos objetivos.

– Por una causa disciplinaria como una falta grave o acumulación de causas leves según el Estatuto de los Trabajadores Art. 54 

Despido colectivo:

Expediente de Regulación de Empleo (ERE)

 

5.4. Despido improcedente. Acto de conciliación

Este es el despido en el que trabajador no está de acuerdo con las razones que alega la empresa, o también cuando no se cumplieron los requisitos legales exigidos.

En el caso de que te despidan de forma procedente y no estás de acuerdo, debes demandar a la empresa por despido improcedente. Para poder optar a una indemnización y poder cobrar el subsidio por desempleo.

dejar mi trabajo

Esta demanda va por lo laboral, por lo que no requiere costas. Normalmente no se llega a juicio, ya que hay antes un acto de conciliación o papeleta de conciliación.

Este acto está moderado por un mediador y está convocada por la administración dependiente de tu comunidad autónoma. Se convoca el trabajador y al empresario (o su representante) para llegar a un acuerdo y evitar llegar a juicio.

Si tienes la posibilidad de cobrar el subsidio por desempleo, tendrás que presentar una copia del acta de resolución del acto de de conciliación.

 

6. El último día antes de dejar tu trabajo

 

El último día de trabajo es como cuando eras pequeña y llegaba el último día de clase, justo antes de irte de las vacaciones de verano. Hay que vivirlo como un día de celebración.

Yo llevé un tentempié como cuando es el cumple de algún compañero. Es importante que te quedes con un buen recuerdo de tu último día. Y sobre todo no olvides de despedirte de todo el mundo.

 

7. Pasos a seguir tras dejar tu trabajo

 

Llega el primer día del resto de tu vida. Al menos así es como yo lo viví. A partir de ahora eres la dueña de tu tiempo; tu bien más preciado. Sólo tú eres quién decide en qué empleas tu tiempo.

 

7.1. Celebra el gran paso

Es importante celebrar los logros. Y por lo menos en mi caso, fue uno de los mayores logros que he conseguido en los últimos años.

Es para detenerse un momento y tomar conciencia del logro que has conseguido.

Párate por unos segundos, cierra los ojos y ponte en situación… Has conseguido salir de la “rat race” en la que se ha convertido el actual panorama laboral, trabajando por cuenta ajena hasta la jubilación.

A partir de ahora vas a coger las riendas de tu vida laboral. Todos tus esfuerzos van a ir dirigidos a emprender tu negocio digital para conseguir el estilo de vida que deseas.

 

7.2. Temas administrativos

Los primeros días tras dejar tu trabajo, tienes que tener en cuenta que vas a estar ocupada con el papeleo.

Si tienes que presentar una demanda por despido improcedente tendrás que quedar con tu abogado o gestoría para prepara la demanda y después el acto de conciliación.

En el caso que tengas derecho a cobrar el subsidio por desempleo, tendrás que coger cita en el INAEM y en el SEPE.

Y luego ya, cuando lances tu negocio online, tendrás que darte de alta en Hacienda y en la Seguridad Social.

 

7.3. Gestión del tiempo

Éste es uno de los cambios más importantes que he notado. A partir de ahora no tienes que trabajar un determinado número de horas al día.

¿Te has parado alguna vez a pensar por qué todas las jornadas laborales de todas las personas son de 8h y en todos los trabajos?

Vas a pasar a trabajar por horas a trabajar por productividad, es decir, por acabar las tareas que te marques al día, a la semana y al mes.

Es muy importante no perder el foco y centrarte en las tareas importantes, no en las urgentes. Tendrás que planificarte las tareas para no dispersarte y optimizar tu tiempo. Y marcarte también los tiempos de descanso, no sea que acabes teniendo un autoempleo y acabar siendo tu peor jefe.

 

7.4. La importancia del networking

Una de las estrategias por las que triunfan las grandes empresas es por crear una red de contactos. Una de la mejores cosas que puedes hacer es rodearte de personas que están en la misma situación que tú o en una fase más desarrollada de su proyecto, y sobretodo, evitar a la gente que tóxica y envidiosa que te alejen de tu objetivo.

En un proyecto online, en el que pasas bastante tiempo solo delante de tu ordenador, es importante que salgas de tu “batcueva” y socialices con otros emprendedores. Cada vez se realizan más eventos y quedadas en muchas ciudades. Son una oportunidad perfecta para desvirtualizar a otros emprendedores y establecer colaboraciones.

Una de las cosas que me está ayudando a mí, es que he creado junto con dos compañeros, un grupo mastermind. Quedamos todas las semanas para comentar nuestros objetivos semanales y apoyarnos para vencer nuestros bloqueos. Además de que tenemos un proyecto común que empezaremos este verano.

 

7.5. Invertir en formación

Considero que invertir (que no gastar) en formación es la forma más segura y más rápida para llegar a crear un negocio online del que puedas vivir. De hecho, antes de dejar mi trabajo, contraté un servicio de mentoring.

En mi opinión, la inversión inicial que debería hacerse es en formación.

Deberías reservar una partida del presupuesto anual para formación. Además, en el caso que no funcionase el negocio, siempre podrías aplicar tu formación a futuros proyectos. O en el peor de los casos, en que tuvieras que volver a trabajar por cuenta ajena, podrías aplicar todo lo que has aprendido.

 

8. Beneficios de tener un negocio online

 

Dejar tu trabajo por cuenta ajena y crear un negocio digital basado en un blog, pasa por distintas fases.

Los principales beneficios de tener un negocio online sobre trabajar por cuenta ajena son:

 

8.1. Te permite tener más libertad

Tener un negocio online te permite tener una libertad que no puedes conseguir con trabajo por cuenta ajena. No estás sujeta a un horario fijo, tienes flexibilidad para planificarte el día, sacar tiempo para hacer tus recados o elegir tus días de descanso.

Tú eliges cuántas horas trabajas al día y qué días. Aunque más que por horas, trabajas por tareas o trabajos realizados. No tienes que estar necesariamente trabajando hasta una hora concreta, ni trabajar las mismas horas todos los días. Recuerda que trabajas por productividad, no por tiempo.

Tú tomas las decisiones de tu negocio. En qué proyectos quieres trabajar, con qué clientes, qué objetivos te marcas, con quién quieres colaborar, etc.

 

8.2. Es un tipo de negocio low cost

A diferencia de un negocio físico en el que hay que hacer una importante inversión: en un local, gastos de acondicionamiento, luz, teléfono, proveedores, etc. En cambio, en un negocio online, la inversión inicial es mínima. Con poco más que un dominio y un hosting ya puedes empezar.

Si es la primera vez que te das de alta en autónomos, aquí en España, puedes acogerte a la “tarifa plana” de 50€ de cuota los primeros meses. Y también puedes acceder a las subvenciones para emprendedores de tu comunidad autónoma.

 

8.3. Te permite movilidad

Puedes trasladar tu “oficina” a cualquier lugar. Sólo necesitas un portátil, una conexión a internet, un enchufe y poco más. Si prefieres vivir en el campo fuera de una gran ciudad, puedes mudarte a la casa del pueblo de tus abuelos.

dejar tu trabajo

Te permite vivir viajando por el mundo como un nómada digital o cambiar de lugar de trabajo cada día. Un día en la terraza de tu cafetería favorita y otro en un coworking. Tú eliges.

 

8.4. Es escalable

Además de vender tus horas, puedes vender tus productos 24h al día, 7 días a la semana ,365 días al año. Sin que se requiera tu presencia física y sin ningún coste adicional.

Con un negocio digital puedes obtener ingresos pasivos de muchas maneras, entre ellas, por marketing de afiliación, por ejemplo.

 

8.6. Te permite automatizar tareas

En un negocio online puedes automatizar muchos procesos. Es posible seguir captando clientes o vender tus infoproductos mientras estás haciendo otras tareas o de vacaciones.

Esta automatización hace posible que puedas tener a la vez varias fuentes de ingresos. Y compensar los ingresos las temporadas que tengas menos ventas de servicios.

 

8.7. Tienes acceso al mercado global

En un negocio físico tus clientes están en un mercado local, en tu ciudad o país. Con un negocio online, gracias a las nuevas tecnologías y a internet, tienes acceso a un mercado global. Puedes llegar a un mayor número de clientes porque puedes alcanzar clientes de todo el mundo.

 

Conclusiones

 

Si estás decidida a de dejar un trabajo para emprender un negocio online, te he marcado una hoja de ruta para ayudarte con tus ideas limitantes o bloqueos. Los pasos y el orden correcto de todo el proceso, los preparativos antes de dar el salto, las distintas formas de dejar un trabajo y los beneficios de emprender en un negocio digital.

Al dejar un trabajo fijo vas a perder la seguridad de unos ingresos fijos, aunque cada vez va a haber menos trabajos para toda la vida y la tendencia es que van a empeorar las condiciones.

El panorama laboral está cambiando en el que se está dejando de hablar de realizar trabajos por realizar proyectos. Donde emprender un negocio online, gracias a internet y las nuevas tecnologías te permite trabajar y crear un estilo de vida con mucha más libertad.

¡Ahora te toca elegir a ti qué vida quieres!

 

Cuéntanos

 

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo dejar tu trabajo para comenzar tu proyecto online?

¿Has dejado tu trabajo ya?

¿Qué es lo que más te bloquea para hacerlo?

 

¡Te vemos en los comentarios! 🙂

Edu Poch

Emprendedor online at Farmaknowmada
¡Hola! Me llamo Eduardo y después de trabajar nueve años en una farmacia de Zaragoza y decidí reinventarme y dejar mi trabajo por cuenta ajena para desarrollar mi proyecto online.

En él que ayudo a profesionales de la farmacia a formarse en Marketing Online y Social Media. Les ayudo a que puedan diferenciarse como profesionales de la salud aportando un valor añadido y consigan ingresos alternativos a su trabajo en la farmacia y creen el estilo de vida que desean. Si lo deseas, aquí te dejo un regalo gratis de bienvenida.

Latest posts by Edu Poch (see all)

Shares
Share This