Nunca tendré suficientes palabras de agradecimiento a la crisis de muerte y renacimiento que atravesé, pues fue gracias a ella que hoy estoy aquí.

Hoy tengo clarísimo que los golpes duros de la vida encierran grandes lecciones de aprendizaje que hay que entender. Y si entiendes la vida, llegan los cambios, comprendes tu dolor, tomas decisiones y emprendes un nuevo camino de regreso a ti. Y de repente, vislumbras ante ti una nueva vida, esa que siempre soñaste y pensaste que jamás se haría realidad.

Bendita aquella depresión que atravesé.

Bendito aquel día que me eché la mochila a la espalda y emprendí mi viaje durante dos años sabáticos.

Benditas todas las experiencias y aprendizajes que han tenido lugar en estos dos años, ¡porque gracias a ellos hoy estoy aquí escribiendo este post!

 

Dos años sabáticos que me han cambiado la vida

 

La decisión de tomarme dos años sabáticos vino porque ya no podía más con mi vida. Estaba agotada, sin energía, exhausta. Toqué fondo porque la rutina se apoderó de mis días, porque perdí la ilusión por ir a trabajar, porque me sentía una persona joven y llena de vida encerrada en una lata de sardinas llamada sociedad.

Una sociedad que te marca el ritmo, que te dice lo que tienes que hacer, que no te permite ir a tu propio ritmo, que va rápido, que te incita a trabajar más y más. Que te aleja de ti.

Y el dolor que me provocaba verme así era tan fuerte que peté.

Tomar la decisión de tomarme dos años sabáticos fue la decisión más consciente, liberadora y brutal que he tomado nunca.

Mi vida se transformó ya desde el minuto 0.

Apenas me subí a aquel avión supe que algo muy profundo se estaba gestando en mí, un proceso de no retorno a una vida que ya no me satisfacía.

Y no me equivoqué.

Desde el primer momento todo lo que me ha sucedido ha sido sencillamente mágico lo cual confirmaba en todo momento que iba por buen camino.

He aprendido lo que no está escrito.

Me he transformado muy profundamente, desde lo más hondo de mi Ser.

He crecido personal y espiritualmente a niveles que nunca imaginaría que alcanzaría.

Mis creencias sobre la vida y el mundo han cambiado.

He alcanzado la libertad.

He dejado de tener miedo.

He reconocido todo mi poder.

He sanado todas mis antiguas heridas.

Me he dado cuenta que hay muchos otros tipos de vida más allá de la vida que nos han hecho creer que es la única y “la correcta”.

En fin, que dentro de mí se ha producido cambios profundos y radicales.

Y después de dos años increíbles… donde he sido libre 100%, donde he vivido la vida que yo he querido vivir, donde me he reinventado profesionalmente y he empezado a crear una nueva vida más alineada con mis valores, donde me he dado cuenta que yo puedo crear la realidad que yo desee…

No me queda otro remedio que atender a la llamada de mi alma.

Es totalmente imposible que después del regreso de mis dos años sabáticos todo siga igual que antes y vuelva a la misma vida de antes. Como si nada hubiera ocurrido en mi interior.

Eso ya no es posible porque sería como un suicidio en vida.

Y cuando una abre los ojos y ve lo que ve, ya no le queda más remedio que actuar y ser honesta con una misma.

Y en ese punto estoy yo. ¡Tomando decisiones para vivir la vida que sueño y merezco!

 

Las decisiones más importantes que he tomado

 

Todo este cambio de vida está basado en una filosofía de vida que es la que me guía en la actualidad. Y se concreta básicamente en los siguientes aspectos:

 

#1 No vuelvo a mi trabajo de maestra funcionaria

 

La decisión más grande que he tomado consiste en que no voy a volver a mi trabajo de maestra funcionaria para poder seguir trabajando en mi blog y lograr generar ingresos con él viviendo como nómada digital.

El funcionariado ya no me seduce. La estabilidad laboral y económica no es ya una prioridad para mí si el precio a pagar es mi libertad.

Así pues, apuesto firmemente por el proyecto que tengo entre manos: mi blog Cintia’s Love in Action.

Actualmente sigo trabajando con mi mentor Antonio G, y de momento ya han ido llegando muy buenos resultados.

Ahora es cuestión de seguir trabajando y seguir haciendo crecer mi blog para que los ingresos económicos se estabilicen y pueda generar suficientes ingresos con él para vivir sin problemas.

 

#2 Me voy a vivir con mi pareja a una casa que tenemos en la montaña

 

¡Necesito naturaleza por las venas! Yo ya me he dado cuenta de sobras que la vida en la ciudad no es para mí. Puedo estar en Barcelona una temporada, pero vivir para siempre en un piso no es el sueño de mi vida.

Mi sueño siempre ha sido vivir cerca de la naturaleza, vivir una vida pausada y consciente, tener la montaña cerca, un huerto propio y un lugar en el mundo tranquilo y alejado de la urbe.

¡Y mira por donde eso ya lo tengo!

Mis padres tienen una casa en un pueblecito en la montaña, donde el río pasa junto en frente, tenemos un campo de olivos, un huerto, lugares preciosos que  visitar en plena naturaleza y todo lo necesario para vivir. Así que de momento mi pareja y yo, probaremos de ir a vivir allí.

Remi deja su país, Holanda, ¡para emprender este cambio de vida juntos!

 

#3 Quiero que mi vida impacte masivamente en la vida de otras personas

 

A estas alturas tengo clarísimo que mi misión de vida está totalmente relacionada con la ayuda a los demás. Lo sé, y tengo un don que regalar a la sociedad. Y lo mejor de todo: estoy dispuesta y tengo ganas de hacerlo.

Ha llegado el momento de compartir con el mundo todas mis experiencias y conocimiento. Ha llegado el momento de poner al servicio de otras personas todo lo que he aprendido, pues además ese trabajo me apasiona.

En un futuro me veo dando conferencias, escribiendo libros, ayudando a gente a través de mis sesiones de coaching, impartiendo seminarios online, escribiendo en mi blog… así que “lucharé” todo lo que haga falta para conseguirlo. Porque no quiero pasar por este mundo de puntillas, porque quiero hacerlo a lo grande e impactar en la vida de cuantas más personas sea mejor.

¡Sé con toda certeza que esa es mi misión!

 

¿Por qué he tomado estas decisiones?

 

Aquí van mis 20 porqués.

Los motivos por los cuáles he tomado esta decisión están muy pensados y meditados y nacen del profundo sentimiento de querer construir una vida que me haga libre y feliz.

Tengo muy claro qué tipo de vida quiero, y si esa vida que yo visualizo en mi futuro quiero que se convierta en realidad, tengo que empezar a trabajar ahora.

Desde ya.

De lo contario, sé que la propia inercia de la vida y la sociedad me llevará hacia otro lugar. ¡Y no estoy dispuesta a ello!

¿Quieres que te cuente porqué he tomado estas decisiones?

¡Pues allí voy!

 

#1 Porque quiero elegir mi sueldo y el dinero que quiero ganar

 

Si me quedo en mi trabajo de maestra, el sueldo que quiera pagarme el gobierno, será el sueldo que percibiré para el resto de mi vida. Y no quiero quiero que mi futuro dependa “de cuatro políticos chiflados” que juegan a hacer política como al monopoly.

Quiero tener en mis manos el control de mi propia vida. Y ganar el dinero que yo decida ganar. Y para ello, el camino que estoy siguiendo es ideal porque gracias a mi negocio online, podré ganar mucho más trabajando menos.

 

#2 Porque quiero elegir mi horario de trabajo

 

No quiero que nadie me diga que mi horario es de 8 a 5pm. O que para comer tengo solo media hora, o que tengo que almorzar en el patio, de pie mientras vigilo a los niños o mientras hago una reunión con la psicóloga del centro.

Me niego.

Quiero decidir mi horario de trabajo en función de mis intereses o mis necesidades, pues ya lo pasé suficientemente mal cuando iba a trabajar a la escuela y mi cuerpo ya no podía más ¡y aún estaba a mitad de semana o me quedaba medio día por delante!

Quiero poder decidir si me apetece echarme una siesta, si hoy quiero levantarme más tarde o si hoy trabajaré sólo dos horas y mañana seis. O que me voy a ir dos semanas de viaje y cuando vuelva retomaré el trabajo.

¡A eso yo le llamo libertad!

 

#3 Porque quiero trabajar menos horas para ganar más

 

Hay otras fórmulas de generar más ingresos trabajando menos horas fuera del panorama laboral empresa-empleada.

Trabajando como empleada para otra empresa, realices el trabajo que realices, jamás te hará rica. Y lo más probable es que siempre acabes yendo justa a final de mes porque ya sabemos cómo son los salarios mínimos en nuestro país.

Yo quiero apostar por generar más ingresos pasivos aportando mi conocimiento al mundo y que ganar más no sea sinónimo de “joderte la vida” (o la espalda, o acabar el psicólogo porque no tienes vida social).

 

#4 No quiero asistir a reuniones y hacer un trabajo en el cual no creo

 

Cuando trabajaba de maestra tenía montones de reuniones de esas que estás parada y escuchando porque son básicamente informativas y tú no aportas nada, o aunque aportasen, muchos de los temas que se trataban, a mí me eran bastante indiferentes (que si el nuevo plan de evacuación de centro, que si la nueva ley que regula los horarios de lengua catalana, etc, etc, etc…)

Me importaba la vida de los niños y su educación pero no todos esos temas “administrativos” y “burocráticos” que quitan tanto tiempo y significativamente no contribuyen en nada.

Así pues, ahora quiero que cada minuto de mi tiempo esté invertido en hacer algo útil y de valor. No quiero regalar mi tiempo a asuntos que no son de interés o no me importan lo más mínimo.

 

#5 Porque quiero transformar la palabra “trabajo” por “medio de vida”

 

Para mí la palabra “trabajo” va muy asociada a una connotación negativa de “esfuerzo” porque es así como lo he relacionado siempre. En cambio, “medio de vida”, lo asocio a una actividad profesional que me sustenta y me ayuda a generar ingresos haciendo lo que más me apasiona y sirviendo al mundo.

Esta manera de expresar y de entender lo que comúnmente llamamos “trabajo” me aporta mucho más liviandad y ligereza. Me hace sentir mejor.

 

#6 Porque no quiero trabajar para nadie, quiero ser mi propia jefa

 

Quiero trabajar para mí, para desarrollar mis ideas y para el bien del mundo, no para los intereses de instituciones y empresas que centran todos sus esfuerzos en una filosofía de vida y pensamiento en la que no creo.

Yo sólo pienso que si invierto en mí y en mi proyecto todas las horas que antes dedicaba a mi trabajo, ¡voy a hacer maravillas!

 

#7 Porque necesito dormir mínimo 8 horas

 

Con el ritmo de vida que llevaba antes a menudo me tenía que ir a dormir a las mil y luego el despertador sonaba pronto de nuevo.

Recuerdo esos momentos como algo muy duro para mí, porque el cansancio se me iba acumulando y luego ya iba a trabajar en modo zombi.

Eso es algo que no quiero para el resto de mi vida, porque acabé enfermando y porque ante todo quiero vivir con buena calidad de vida, con buena salud y siguiendo el biorritmo natural de mi cuerpo.

 

#8 Porque quiero tener más tiempo para mis familiares y seres queridos

 

Después de estos dos años sabáticos le doy mucho más valor a la vida, y he aprendido que nada está garantizado. Hoy estamos aquí y mañana no. La vida es imprevisible e impermanente y tan solo tenemos el momento presente para actuar.

Por eso, quiero tener el tiempo para dedicárselo a mi pareja, para ir a visitar a mi abuela, para disfrutar de mis padres y mi hermano. No cuando ya hayan muerto, no cuando ya sea demasiado tarde. Ahora.

¡La vida es un regalo y quiero disfrutarla al máximo!

 

#9 Porque quiero que mi madre me enseñe a cocinar sus recetas

 

Parecerá una tontería, pero no lo es. Mi madre es una gran cocinera, y hace unas comidas deliciosas: paella, sopa de pescado, zarzuela, fideuá, canelones de carne y espinacas…

Siempre pienso que tengo que aprender a cocinarlas antes de que ella muera, pero nunca llega el día de ponerme a su lado a aprender porque no hay tiempo.

Pues bien, este cambio de vida, entre muchos otros propósitos tiene éste: recoger la herencia de mi madre, apuntarme todas sus recetas paso a paso y aprender con ella, a su lado.

Y sé con toda certeza que si yo siguiera mi vida “normal” como era hasta ahora, no lo haría nunca, porque siempre hay otras prioridades más importantes que esa.

¡Y ya me he cansado de posponer cosas que son importantes para mí!

 

#10 Porque quiero tener todo el tiempo del mundo para mis hijos, el día de mañana

 

El día que tenga hijos quiero darles todo lo mejor, pero sobretodo mi tiempo.

Nadie puede decirme cuantos días o meses de maternidad me pertenecen, porque eso lo decidiré yo. Me parece una locura que la madre solo pueda estar con el bebé 4 o 5 meses, y luego ya tenga que incorporarse al trabajo… ¡no lo entiendo!

Como no entiendo muchas otras cosas. Quiero tener todo el tiempo del mundo para leerles cuentos, para jugar con ellos, para cocinar juntos, para ir a la montaña, para SER, ESTAR y DISFRUTAR en familia.

No concibo que yo tenga que ir a trabajar y llegue por la tarde o la noche cansada y aún tenga que dedicarme a duchas, cenas y otros quehaceres.

Por eso reinventarme profesionalmente puede ser la clave de una futura conciliación en la vida familiar. ¡Porque sé que los políticos no me van a regalar nada!

 

#11 Porque quiero vivir con libertad geográfica

 

Gracias a mi negocio online (monetizando mi blog), me he convertido en una nómada digital y eso supone que para realizar mi labor tan solo necesito un ordenador e internet.

Esto es maravilloso porque el mismo trabajo que puedo hacer desde casa, ¡lo puedo hacer desde Tailandia, Hawai, Australia o Perú!

Para personas viajeras como yo es ideal, porque un trabajo nunca supondrá tener que renunciar a viajar.

 

#12 Porque quiero vivir cerca de la naturaleza y tener un huerto

 

A estas alturas de mi vida ya me he dado cuenta que yo no soy mujer de ciudad. Para unos días o una temporada vale, pero a mí lo que verdaderamente me hace feliz es la naturaleza, mirar por la ventana y ver árboles y montañas, salir a pasear por el bosque, meter los pies en el río, respirar aire puro.

No quiero tener que mendigar tiempo para escaparme a la montaña o esperar desesperada a los fines de semana para irme fuera de la ciudad cual bote salvavidas.

Y esa necesidad de “vida sana” que tengo, me lleva también a querer cultivar mis propias hortalizas, para alimentarme mejor, estar en contacto con la tierra y llevar un estilo de vida más ecológico y autosustentable.

 

#13 Porque quiero tener un medio de vida que me permita ser creativa todo el tiempo

 

Yo siempre he sido una persona muy creativa y he tenido siempre millones de ideas que han querido ver la luz.

Recuerdo que cuando aún trabajaba en el cole, por la mañana, mientras me duchaba, mi mente era un generador de ideas. Pero apenas tenía tiempo de apuntarlo todo porque si no llegaba tarde. Luego entraba a trabajar y ya tenía que aparcar todo mi mundo interior creativo porque no había tiempo para ello.

¡Recuerdo el dolor que eso me causaba!

Por ello, ahora otra de mis prioridades es poder vivir una vida que me permita expresar toda mi creatividad. Y lo hago gracias al blog, escribiendo, haciendo fotos y montajes de video, a través del diseño gráfico y de muchas otras maneras más.

 

#14 Porque quiero declararme la creadora de mi propia vida

 

Ser creadora de mi propia vida. Esa es mi máxima obsesión.

No quiero delegar en nadie la tarea de dirigir mi vida, porque yo sé muy bien qué quiero y cuál es el camino para lograrlo. Además, ¡me encanta crear!

Montar un negocio online y hacerlo crecer fundado en los valores en los cuáles creo y ayudando a las personas de acuerdo a mi filosofía de vida me hace sentir completa, honesta conmigo misma y autorealizada.

Cuando te das cuenta que tienes el poder de crear tu propia vida a tu gusto, y ves que poco a poco eso se va haciendo realidad, es algo increíble. Estoy comprobando en mi propia piel que el poder está en nuestro interior, ¡y no fuera!

 

#15 No quiero que cuatro políticos corruptos e inconscientes decidan sobre mi vida

 

Viendo el panorama actual, he visto claro que soy yo misma la que tiene que sacarse las castañas del fuego, porque ninguno de los políticos que hay ahora vendrá a  regalarme el estilo de vida que deseo y merezco.

Por eso tengo claro que debía cambiar de vida y emprender. Trabajar para mí misma, y así no tener que depender de las locuras que sucedan en el senado y el congreso.

No quiero que sean ellos quienes decidan sobre mi pensión, sobre mis vacaciones, sobre mi permiso de maternidad, sobre mi sueldo, sobre la edad a la que tendré que jubilarme,… así que en la medida de lo posible, estoy evitando que ellos decidan sobre mi vida.

En los aspectos en los que no puedo evitarlo, acataré. Pero en todo lo que pueda autogobernarme, lo haré sin duda alguna.

 

#16 Porque quiero ser el ejemplo que quiero ver en el mundo

 

Me gustan las personas que dedican sus vidas a crecer personalmente, que son libres, que se mejoran a sí mismas para mejorar el mundo, que inspiran, que se salen del camino marcado para vivir su propia verdad… esas personas que irradian felicidad, que aportan sabiduría y conocimiento.

Y como me gustan tanto, yo también quiero dedicar mi vida íntegramente a ello.

Porque personas así hacen falta para que avance la humanidad. Necesitamos muchas personas que estén dispuestas a salirse de las normas estipuladas por la sociedad para atreverse a ser auténticas y ayudar a otras personas a que lo sean.

Y yo, estoy dispuesta a dar mi vida por ello.

 

#17 Porque quiero desarrollar el 100% de mi potencial

 

No me basta con desarrollar el 70%, el 80% o el 90%. Quiero darlo todo. ¡Quiero desarrollar el 100% de mi potencial!

Mi vida es demasiado valiosa como para malgastar mi talento en asuntos que no son importantes.

Por ello quiero crear un tipo de vida que me permita llegar a lo más profundo de mí, que todo lo que salga de ahí, sea un regalo para mí misma, para los que me rodean y para el resto del mundo.

¡Nada me hace más feliz que eso!

 

#18 Porque quiero escribir mi historia

 

Esto no ha hecho más que empezar, mi todo parece apuntar a que mi historia será larga e intensa. ¡Y quiero compartirla contigo!

Sueño con escribir un libro, o mejor dicho… muchos libros. Y para ello voy a necesitar mucho tiempo, una vida dedicada a la escritura.

Si yo hubiera elegido seguir mi vida igual que era antes, nada de todo esto sería posible, porque tendría que ir a trabajar y eso significaría renunciar a muchas cosas que para mí son importantes.

Así que lo dicho, ¡algún día me verás en las librerías!

 

#19 Porque quiero tener más tiempo libre

 

No todo va a ser trabajar. También quiero tener más tiempo libre para mí. Para no hacer nada. Para ir a pasear. Para quedarme encantada mirando las musarañas. Para leer un libro.

Una vida “ordinaria” acostumbra a quitarte mucho tiempo y mucha energía… ¡por eso me gustan tanto las vidas extraordinarias! ¡Porque tienes tiempo de hacer cosas que otros no pueden!

Y a mí, tener tiempo libre me encanta, imagino que igual que tú J

 

#20 Porque quiero hacer retiros largos de meditación

 

La meditación siempre ha sido y es una parte muy importante de mi vida y necesito ir haciendo retiros de meditación cada cierto tiempo porque me gusta, porque disfruto y porque aprendo.

Lo que me pasaba antes era que si tenía unos días de vacaciones prefería disfrutarlos para viajar, descansar, estar con la familia o salir con los amigos. Y no me quedaba tiempo para hacer retiros largos.

Ahora, gracias a mi nueva vida… ¡tendré tiempo de todo!

 

Proyectos de presente y de futuro

 

Dado que mi blog lo lancé en diciembre de 2015, ya son muchas las horas dedicadas a él y muchos ya los resultados obtenidos. Y de ahí me han ido surgiendo nuevas oportunidades y retos profesionales.

De momento, para este año, además de seguir trabajando en el blog:

# Empiezo a colaborar como tutora en el programa de mentoring de mi mentor Antonio. Así que ahora seré yo la que tutorizaré a dos estudiantes para que lleven sus blogs a otro nivel.

# Empiezo a organizar viajes conscientes para grupos. Este verano será el primero y en agosto viajaremos a Indonesia. Pronto ofreceré más información, pero si estás interesada puedes contactar conmigo aquí.

# Estoy a punto de sacar mi primer curso online, un programa formativo super ambicioso y que aporta valor que me ayudará a empezar a generar mis primeros ingresos pasivos.

# Iré ampliando mi cartera de servicios, productos y programas formativos.

# Seguiré mejorando mi blog pues aun me quedan 6 meses de mentoring, ¡aun hay mucho trabajo por hacer!

# Seguiré ofreciendo mi servicio de coaching para trabajar 1:1 con las personas interesadas que soliciten mi ayuda.

# Tengo prevista una conferencia para finales de año, pero quiero promover más lo de las conferencias pues es algo que me encanta.

# Seguiré trabajando en muchos otros proyectos que traigo entre manos: colaboraciones, guestposts, etc.

# Más adelante me gustaría tocar el ámbito educativo para ayudar a niños y adolescentes impartiendo charlas y talleres en escuelas e institutos.

# Quiero difundir gratuitamente un libro que escribí sobre porqué es tan importante la meditación desde la primera infancia para plantar semillas que nos ayuden a contruir un mundo nuevo. Lo escribí en inglés y actualmente está en fase de traducción al español.

# Y muchas cosas más, ¡Ouuuu yeahhhh! 😉

 

De maestra a nómada digital

 

Todo esto que te estoy contando se resume en que soy una maestra que se ha reinventado profesionalmente como nómada digital.

El cambio de vida por el que he apostado es ambicioso, lo sé, pero si algo no me falta es energía, motivación e ilusión.

Aún me queda mucho trabajo por hacer, pues esto no ha hecho más que empezar, pero tengo la osadía de decir que LO LOGRARÉ.

Me ilusiona tanto el estilo de vida del cual ya disfruto y del cual disfrutaré, que eso me da todo el coraje del mundo para seguir creyendo en lo que hago y seguir adelante con mi camino.

¡Esto de ser nómada digital es lo mejor que me ha pasado en la vida!

Hace apenas dos meses estaba trabajando en mi blog en Tailandia, hace tan solo una semana estaba en Barcelona, y ahora estoy en Holanda, de visita a la familia de mi pareja.

Yo, con mi ordenador a cuestas, llevo “mi oficina” por el mundo. El blog sigue creciendo allí donde voy yo, y ver que mi sueño ya se está convirtiendo realidad… ¡es brutal!

 

Hasta aquí llega la radiografía, bien extensa y detallada, de mi cambio de vida.

¡Ya te iré contando que tal evolucionan las cosas!

Simplemente espero que lo que te acabo de contar te inspire mucho para decidir qué tipo de vida quieres vivir tú, y empieces a diseñar un plan que te lleve a ella.

¡Te deseo mucho coraje y mucha fuerza para ello!

Estoy segura que si te lo propones, tú también lo lograrás.

¡Un abrazo enorme de todo corazón!

 

TENGO UNA PROPUESTA PARA TI

 

Si sientes que algo de todo lo que te cuento te resuena, te inspira y te anima a querer vivir tú algo similar, mi propuesta te encantará.

Se trata de mi primer curso online: Revolución Sabática.

Con él conseguirás diseñar una hoja de ruta paso a paso que te llevará desde tu vida actual a tu año sabático, y que todo el aprendizaje que extraigas de tu año sabático te sirva para diseñar una nueva vida, ¡la vida de tus sueños!

 

Los beneficios del curso se resumen en:

  1. Comprenderás porqué tu vida es como es ahora y cómo puedes transformarla controlando tu mente y tus creencias limitantes.
  1. Te conocerás a ti misma a un nivel más profundo y tendrás una visión clara y nítida de tu vida ideal, tu futuro y el tipo de persona en el que te quieres convertir.
  1. Descubrirás cuál es tu pasión y cuáles son tus talentos, como alcanzar la libertad financiera y como podrías ganar dinero con ellos.
  1. Entenderás porqué tomarte un año sabático es una idea excelente para reinventarte personal y profesionalmente y diseñarás un plan de acción con todos los pasos necesarios que debes dar para realizar ese cambio de vida.
  1. Diseñarás un plan de ahorro para reunir todo el dinero que necesitas.
  1. Aprenderás qué cosas debes tener en cuenta para trasladar todo lo aprendido durante tu año sabático a tu vida cotidiana y que regresar no te miedo ni te cause incertidumbre.
  1. Cargarás las pilas a tope porque verás que por fin empiezas a cambiar una situación en la que llevabas años atascada.

 

Se trata de un plan formativo intensivo, a través de 6 módulos de trabajo: con los contenidos de cada módulo, hojas de trabajo, webinars online y sesiones de preguntas y respuestas en directo.

Además, de muchos otros bonus que ya te contaré.

Si estás interesada en el curso, estate atenta a la newsletter.

¡Pronto recibirás más noticias por si te interesa apuntarte!

 

¿Te ha servido o inspirado en algo?

 

Si te ha gustado el post AGRADECERÍA ENORMEMENTE que lo compartieras en tus redes sociales, así me ayudas a difundir mi proyecto… ¡y me arrancas una sonrisa! 😉

Mil gracias por COMPARTIR LIBERTAD!- Cintia's Love in Action

 

Cuéntame…

 

¿Qué cambios te gustaría hacer en tu vida?

¿Crees que ya estás en la dirección adecuada, o aún tienes que tomar ciertas decisiones que te acerquen a esa vida ideal?

¿Qué es lo que más te preocupa o te obstaculiza para cambiar tu vida?

 

Me encantará verte en los comentarios (¡¡un poquito más abajo!! 🙂 )

Cintia

Mi misión es ayudarte a hacer un cambio de vida, reinventándote personal y profesionalmente durante un año sabático mientras te acompaño en tu proceso de desarrollo personal y crecimiento espiritual.

¡No te vayas sin mi regalo! Descárgate mi GUÍA GRATIS: "Los 7 errores de novata que debes evitar al planificar el mejor año de tu vida".

 
Shares
Share This