Cuando me fui de Barcelona me decía a mí misma… “Yes, I can!”

Hoy digo… “Yes, I did it!”

Justo hoy hace 1 año que inicié mi viaje. Más que mi viaje: MI GRAN AVENTURA.

¿Aventura dónde? Al centro de mí misma. A mi ser esencial. Al núcleo concentrado de mi Verdad.

Una aventura al más allá.

Necesitaba encontrar respuestas.

¿Que se escondía detrás de la densa cortina de humo de una sociedad atrapada en la rutina?

¿Había vida más allá de una jornada laboral de 40 horas y de vivir para el fin de semana?

¿Quién era yo y porqué había aceptado vivir esclavizada a un trabajo, llegando agotada día tras día?

¿Cómo sería eso de vivir la vida de mis sueños?

¿Cómo podía expander al máximo todo mi potencial y vivir brillando e inspirando a otros?

Lo que empezó siendo una gran búsqueda espiritual, ha acabado siendo un gran ENCUENTRO. El encuentro cara a cara con mi alma y mi Verdad.

O mejor dicho, reencuentro. Sólo faltaba volver a reconocer mi esencia, esa que siempre estuvo ahí, pero por  mucho tiempo olvidé.

A día de hoy, me siento tan llena de mí, tan plena, que casi diría que me da igual quedarme por éstas tierras de Asia que volver a casa. No es que me dé igual del todo, no. Pero del mismo modo que necesité un motivo por el cual irme, tengo que encontrar el motivo por el cual volver. Y siento que cada vez está más cerca.

Llegados a éste punto, una vez habiendo cumplido mis sueños (que ya los he cumplido), haga lo que haga de aquí en adelante estará bien.

Mi alma encontró la paz.

Vi la luz. Entendí a qué vine. He reconocido mi poder. YA SÉ QUIEN SOY.

Eso, me lo quedo conmigo ya para siempre, y me seguirá acompañando en los próximos pasos de mi vida. En los buenos momentos y en los malos, cuando pase por momentos de luz y oscuridad. ¡Que los habrá!

Hoy es para mí un día de CELEBRACIÓN. Un día de mirar atrás y ver el camino andado, un día de sacar la copa de cava y sonreírle a la vida.

Te a hacer un paseo por lo que ha sido éste año. ¿Me acompañas?

Seguiré éste orden:

  1. Los inicios… ¡Viajando y “turisteando” a tope!
  2. El viaje en el momento actual. ¿En qué fase me encuentro ahora?
  3. Aprendizajes realizados
  4. Planes de futuro

 

Los inicios… ¡Viajando y “turisteando” a tope!

 

Sri Lanka, mi punto de partida

 

Bien, el destino quiso llevarme a Sri Lanka como primera parada de mi viaje. India me tenía enamorada de las dos veces que ya había estado allí, y por similaridad en la cultura y mil maravillas que me habían contado… ¡pá lla que me fui!

Empecé mi año (o años) sabáticos viajando sola por tierras de Buda en ese país increíble. Yo con mis ropajes indios para pasar desapercibida como mujer viajera sola en un país donde la cultura hace que la relación entre hombres y mujeres no fuera equitativa. Y la verdad es que no tuve absolutamente ningún problema.

Sri Lanka la recuerdo con un cariño especial pues fue mi primer destino, ¡el punto de partida a mi libertad incondicional!

 

Me enamoré de los campos de té de Ella y Nuwara Eliya. Hice viajes en tren alucinantes por medio de esos campos de té pintorescos. Saboreé la cultura budista del país. Me empapé de templos. Visité montañas y playas. Vi ballenas y delfines. Hice safaris. Subí a Adam’s peak a realizar esa mítica ascensión de peregrinaje de casi 6000 escalones.

Sri Lanka collage

Y lo más grande e inolvidable que hice. Me pasé casi 1 mes y medio en el centro de meditación “Nilambe”, en Kandy.

Si algún día digo que un día “me iluminé”, fue allí. Pero todo lo que allí sucedió, lo explicaré en otro post…

Esos dos retiros de meditación dieron para mucho… ¡muchísimo! Me pasé todo el tiempo vestida de blanco, en un lugar en plena naturaleza de sagrado silencio, meditando muchas horas al día, viendo las montañas y campos de té, comiendo comida vegetariana cocinada a fuego de leña.

Sobran las palabras.

Estuve en Sri Lanka 3 meses hasta que ya no pude extender mi visado más. Entre lágrimas dejé ese país que tan bien me había acogido. Dejé el centro de meditación con un dolor en el pecho enorme, pero una gratitud aún mayor por todo lo vivido. ¡Mi camino debía continuar!

 

Myanmar, el paraíso de los templos

 

Mi siguiente llamada fue para ir a visitar otro país que hacía tiempo lo tenía en la lista de “pendientes”: Myanmar.

Yo no sabía lo que me estaba esperando… pero el Universo tenía preparada una buena para mí. ¡El encuentro con mi alma gemela!

Hice el traslado de país como flotando en una nube. Los efectos de los largos días de meditación seguían teniendo un efecto enorme en mí. Toda yo era un universo de paz y presencia.

Él estaba en el dormitorio colectivo al que fui a parar yo también. Mi idea era básicamente descansar y dormir, reponerme del viaje.

Llegué del centro de meditación muy “conectada” y para nada buscando romances, así que apenas paré atención al verle, aunque la primera impresión fue… “Ostras, que chico más majo”. Él se interesó por mí al verme con mi ropa de meditación, y eso dio pie a una charla muy profunda y espiritual. El primer contacto fue decisivo, pero aún no se había descubierto la trama 🙂

El caso es que a la mañana siguiente, me invitó a desayunar con un grupo de gente, y durante el desayuno nuestras miradas se cruzaron. Sentimos esa corriente eléctrica que te sacude y cosas raras empezaron a pasar. Certezas. Telepatías. Conexiones increíbles. Sincronicidades. Sólo unos minutos bastaron para decir: “Es él”.

Reconocer a tu alma gemela es una experiencia fuera de lo común que tal vez cuente en otro momento… pero el caso es que desde entonces no nos hemos vuelto a separar más. Seguimos viajando juntos, pues irremediablemente nuestros destinos ya no podían separarse.

Bueno, miento. Nos separamos 3 semanas, él se fue a Malasia ¡y quedamos encontrarnos para ir juntos a Bali! Los dos nos lo tomamos como “una prueba de amor” y la superamos con nota. 🙂

Después de 8 días INCREÍBLES juntos y de esa bonita historia de amor, seguí mi viaje sola 3 semanas por Myanmar.

¡Ay Myanmar! Si tuviera que elegir una palabra que defina éste país, elegiría: PUREZA. La pureza de su gente me enamoró.

Myanmar collage

¿Y que tiene Myanmar que te deja con la boca abierta sin poder remediarlo?

Sus preciosos e incontables templos de Bagan.

Bagan me fascinó. Me sentí aventurera visitando sus casi 4000 templos, me sentí exploradora, niña llena de inocencia admirando esas perlas históricas, fotógrafa intentando captar las mejores instantáneas del lugar.

Y como no, si algo hace especial Myanmar es lo que yo llamo “El fenómeno monje”.

Mira que hay monjes por todos los países de Asia, pero allí creo que muchos más. La escena en muchos lugares era pintoresca. Y el día que jamás olvidaré y tengo gravado a fuego, es aquél que fui de visita al puente de U-Bein, en Amurapura, Mandalay.

Una de las mejores puestas de sol que jamás he visto mientras parejas de enamorados, monjes y turistas paseábamos por el puente. ¡Hubiera parado el tiempo en aquél preciso instante!

Sigo.

 

Indonesia, el paraíso…

 

Mi “souly” (alma gemela) me estaba esperando en el aeropuerto de Kuala Lumpur, en Malasia. SUPER REENCUENTRO. Y fiiiiiiuuuuuuu!! Llegada a Bali y recorrido por las islas de Indonesia: Lombok, Gilis, Flores, Java y Borneo.

¡Madre mía con Bali! Aluciné. A día de hoy si tuviera que irme a vivir a alguna otra ciudad asiática Bali tendría muchos puntos.

Me enamoré de esos templos de arquitectura balinesa tan particular (ya veis que enamoro mucho! 🙂 ) Terrazas escarpadas de campos de arroz. Naturaleza abundante entremezclada con las casas y los templos. Simbolismo. Playas increíbles. Volcanes. Snorkeling.

Indonesia collage

Y el “highlight” de mi viaje: parada en Borneo para visitar los orangutanes.

¡Otro sueño que se hacía realidad!

Paralelamente se iban gestando muchas cosas en mi interior. Muchas ideas y proyectos. Me estaban pasando tantas cosas que necesitaba canalizarlas, digerirlas, compartirlas con el mundo entero.

Ya os conté que en aquel momento estaba escribiendo un par de blogs de Blogger (uno espiritual y uno de viajes) pero quería MÁS.

¿Cómo inspirar al mundo entero a volar?

¿Cómo animar a los que tienen miedo a que cojan las riendas de su vida?

¿Cómo hacer libres a los que vivian esclavizados?

Creé el grupo de Facebook “Cintia’s Love in Action” y empecé a llevar a cabo muchas más iniciativas. Siempre había sido muy pro-activa en las redes sociales… pero en aquellos momentos mucho más. Mi misión de vida que se estaba gestando.

Después de Indonesia, souly y yo, fuimos a Tailandia.

 

Instalados en Tailandia

 

Aparte de Bangkok, visité otros lugares preciosos y acabamos en Chiang Mai: ciudad que fue nuestro “campamento base” durante una temporada.

Tailandia collage

Allí estrenamos un ciclo de viaje nuevo.

Estábamos ya un poco cansados de viajar, de hacer y deshacer la mochila cada 3 o 4 días. Necesitábamos asentarnos en algún lugar para dedicarnos a nuestros proyectos.

 

El viaje en el momento actual. ¿En qué fase me encuentro ahora?

 

Así pues, hicimos un cambio de planteamiento en nuestro viaje. Se acabó el turisteo. Además, queríamos bajar el nivel de gastos.

Eso hizo que empezáramos una etapa más “tranquila” viviendo en ciudades asiáticas por periodos de al menos un mes. Entramos en “modo blog” o “modo business”. Para empezar nos instalamos en Chiang Mai. Fue como hacer una parada en el camino muy reconfortante.

No lo vamos a negar. Curramos un montón. Querer hacer realidad tus sueños tiene eso, nadie te va a regalar nada. Somos conscientes que nos tenemos que buscar las habichuelas. Dedicamos muchas horas diarias a trabajar en nuestros proyectos, pero eso es lo que hace que nuestros días aquí ahora tengan un nuevo sentido.

 

Laos y Camboya, seguimos «acomodados» en Asia 

Collage Laos

El mismo “modus vivendi” de Chiang Mai lo trasladamos luego a Laos pasando un mes entero en Luang Prabang.

Lluego de regreso a Tailandia, a Chiang Mai otra vez.

Y luego en Camboya, viviendo instalados en Siem Riep y Otres Beach.

Collage Camboya

Lancé el blog y fue un exitazo total. ¡Nueva etapa! ¡Nuevos horizontes ¡Nuevo camino a seguir!

Aun así, el momento actual es muy diferente de todo esto que os he contado hasta ahora por un motivo: el económico.

Hasta ahora he ido tirando de ahorros, pero ahora que hace 1 año que estoy de viaje, los ahorros se van acabando. Eso hace que mi dedicación al blog sea total pues en gran parte de él depende mi futuro.

Por suerte, souly me apoya incondicionalmente, y pase lo que pase en ésta nueva etapa, la afrontaremos juntos. ¡Eso me da una paz infinita!

Esta situación que os comento me ha traído un poco de preocupación en los últimos días. Eso me ha obligado a trabajar mi ego (esa mente charlatana que no calla y que se alarma antes de la cuenta). Estoy trabajando interiormente para afrontar la adversidad en momentos como éste.

Seguir creyendo. Seguir manteniendo la fe. Seguir confiando en mí.

¡Ahí estoy! Haciendo malabarismo con las emociones, aprendiendo un montón.

Y aun así infinitamente feliz y agradecida a la vida. No sería justo que ahora a la mínima adversidad yo me echara abajo. Eso no, ¡para una guerrera como yo!

 

Aprendizajes realizados

 

 En éste año que llevo viajando son muchas las cosas que me han pasado. Algunas ya os las he contado. Pero muchas más.

  • Me he puesto enferma algunas veces, una incluso llegando a perder la conciencia estando yo sola y despertándome recostada en la bañera.
  • He pasado miedo viajando en algunos autobuses con conductores “chiflados” que se pensaban que iban de rally.
  • Estando en Indonesia un volcán entró en erupción y no podíamos salir del lugar donde estábamos.
  • En Indonesia también pasamos varios días seguidos viajando dándonos unas palizas enormes de bus y traslados que hicieron que acabara KO, y necesitara luego en Tailandia varios días para recuperarme.
  • He tenido que superar MUCHAS adversidades creando el blog. Mil inconvenientes técnicos que no tenía ni idea como resolver…. Y derramaron más de una lágrima.
  • He pasado momentos de incomodidad o miedo viajando sola, especialmente cuando llegaba de noche a una ciudad nueva.
  • Ha habido situaciones de viaje «desesperantes», donde todo son malentendidos y el tren que te dicen que sale de aquí en realidad sale de allá, o en vez de hoy es mañana…

 

Pero de todo eso y mucho más he sacado valiosas lecciones de vida.

 

ÉSTO ES LO QUE HE APRENDIDO DURANTE ÉSTE AÑO:

 

  • Nadie me va a sacar las castañas del fuego. Yo, y solo yo. Si quiero algo tengo que ser consecuente, ¡y apechugar!
  • Si quieres algo lánzate a por ello a muerte y no desistas hasta que lo consigas. La perseverancia trae grandes recompensas.
  • Confiar en mis intuiciones.
  • Creer en mi misma, pese a momentos de dificultad, o en los que sentía que estaba cayendo un buen chaparrón a mí alrededor.
  • Nada pasa por casualidad. Ahora entiendo que la crisis que pasé me ha traído hasta aquí. Tenía que “nadar en la mierda” hasta ya no poder más para tomar la decisión que tomé ¡Todos los aprendizajes que he realizado dan frutos ahora!
  • Hay una belleza infinita en el mundo reflejada en forma de lugares, paisajes, culturas, gente, música, formas… Estoy maravillada con la belleza que he contemplado y me hacen pensar… ¡qué pena sería si yo no pudiera admirar esto!
  • Tienes que romper las cadenas para ser libre de verdad, ¡algo que no nos educan en las escuelas! Ir en busca de nuestra libertad es nuestro mayor deber y responsabilidad.
  • El precio de la libertad es el coraje… ¡sin coraje estás perdido! ¡Sin coraje el mundo se te echa encima! Hay que seguir adelante, pese a la incertidumbre.
  • El ego nos aleja de nuestra esencia, llenando nuestra cabeza de ruido que nos impide oír lo que realmente ES. El ego distorsiona. El ego crea la mentira de nuestra vida.
  • El miedo no es real y puede transformarse en una energía superior que no te paraliza, aunque sigas teniendo miedo.
  • El amor verdadero en la pareja solo es posible desde un estado más elevado de consciencia y desde el abandono del ego. Sino lo que surge es el personaje, el rol. No nuestra verdadera esencia.
  • Cuando eres auténtico, inspiras a otros.
  • El dinero es la mayor trampa creada por el sistema. Es posible vivir en la abundancia cambiando tu sistema de creencias.
  • La espiritualidad, mucho más allá que la mística, es una forma de vida. Una forma de ver el mundo y relacionarte con él.
  • Viendo la realidad tal cual es y con un correcto entendimiento de las cosas, sin manipular la realidad, la vida es mucho más fácil y sencilla.
  • La meditación es imprescindible para transformar tu vida. 0 excusas para no meditar. Si no, acepta que vivirás eternamente en la ignorancia (u oscuridad de tu propia alma, porque nunca llegarás a ver totalmente la luz).
  • Cuando sigues tu misión y los mensajes de tu corazón, todo fluye de manera natural.
  • En los momentos de mayor adversidad y crisis más fuertes, es cuando más se aprende.
  • La soledad no existe. Es una invención de la mente que se cree separada del resto del mundo ¡Nada más alejado de la realidad!
  • Tengo el poder de crear la realidad que desee.
  • Pensar en el futuro es una lata… ¡mejor vivir anclada en el momento presente y tomar las decisiones cuando llegue el momento!
  • He venido a la Tierra… A VIVIR, A DISFRUTAR, A GOZAR, A APRENDER. Basta de sacrificios y sufrimientos…. ¡Ciao a la santa locura del sistema capitalista!

 

Como véis, ¡éste año ha dado mucho de sí!

 

Planes de futuro

 

Llegados a éste punto el plan es que no hay plan.

Bueno, de momento si lo hay, pero en cualquier momento las cosas pueden cambiar de rumbo. Estamos sujetos a la incertidumbre en todo momento.

Pero por ahora, seguimos igual que estábamos. Seguimos instalados en Asia, trabajando en nuestros proyectos.

¿Tengo fecha de regreso?

No.

Sé que volveré, pero no sé cuándo.

Como comentaba antes, un factor bastante determinante es el dinero, pero también confío que iré encontrando los medios. Ya se verá.

Otro tema es que si todo sigue como hasta ahora con mi pareja, ya veremos que hacemos. Él es de Holanda… pero eso es algo que tampoco podemos decidir ahora. Así que mejor no perdemos la energía hipotetizando sobre el futuro 🙂

¿Y si vuelvo qué?

Pues tampoco lo sé.

De momento estoy poniendo toda la carne en el asador y mi plan es hacer que el blog funcione para poder vivir de él y poder seguir trabajando desde cualquier lugar del mundo como nómada digital.

Cada día tengo más claro que volver a la escuela, no es una opción para mí.

No, si volver a la escuela es sinónimo de perder libertad. Y volver “al sistema” y “a trabajar para otros” nunca será igual que si yo trabajo para mí misma.

Pero aun no puedo adelantarme, eso es algo que ahora tampoco puedo saber.

Como veis, mi futuro es un enigma, pero ¿sabéis que? ¡Me la repanpinfla bastante!

Ahora mismo puedo decir que el futuro me preocupa 0 patatero. Realmente no me preocupa. Sé que lo que elija, bien estará, porque siempre elegiré lo que sea mejor para mí.

Siendo así, ¿qué más da que vuelva de maestra, que me dedique a escribir blogs o me dedique a hacer bolillos?

Si algo he logrado en todo éste tiempo es ver el mundo desde una perspectiva más desapegada de las cosas y de la vida.

Desde la distancia, veo como estando inmersos en la sociedad se nos olvida ver la vida desde una perspectiva más global. Lo vivimos todo mucho  más desde el “yo”, desde la individualidad. Vamos todos tan de culo, estresados, cansados, sin tiempo… ¡que se nos escapan los detalles y la belleza de la vida!

Y lo peor de todo, nos lo tomamos todo muy en serio. Perdemos la frescura. Perdemos la inocencia. Perdemos la espontaneidad. Nos metemos muy en el rol de “adultos” y se nos olvida lo más importante: VIVIR.

Si algo he aprendido este año ha sido a VIVIR (¡en mayúsculas!), dándole importancia a lo verdaderamente importante, relativizando lo trivial. El resultado: ver la vida desde lo ESENCIAL.

Mentiría si digo que no echo de menos a los míos. Mentiría si digo que no tengo ganas de verles (¡me muero de ganas!) pero esa visión desapegada de la vida hace que acepte el momento presente tal y como es, lo disfrute al máximo aquí y ahora… porque sé que ya llegarán otros momentos.

Todo esto me aporta una paz tan infinita que hace que mis días sean casi inalterables. Siento que mi vida fluye bajo una corriente divina, casi mágica.

Y no es magia no… es aprendizaje.

Yo también he sufrido mucho anteriormente por cosas que ahora no sufro. Aprendizaje y consciencia… yessssssssss!!!!

Ale, ya os he hecho un sumario de éste año. Como veis un año da para mucho, y si se invierte bien el tiempo, ¡pueden acontecer verdaderos milagros!

Muchas gracias por tu tiempo, y gracias por estar ahí, querido lector, querido amigo, amada familia…

¡Os quiero infinitamente!

 

¡Te ofrezco mi ayuda!

 

¿Sabías que ahora mi MISIÓN es ayudarte a ti a que vivas una experiencia como la mía?

¿Sueñas con un año sabático?

Punto núm. 1: Visita mi blog en www.cintiasloveinaction.com

Punto número 2: DESCÁRGATE MI EBOOK GRATIS AQUI: Todo lo que necesitas saber para cogerte un año sabático. Guía + Workbook para que diseñes un plan de acción y superes todos tus miedos y obstáculos.

TAPA EBOOK 3D PNG-Super reduced

¿Que te parece?

Ahora dime tú…

 

¿Qué sensaciones te han llegado al leer mi historia?

¿Te inspira a hacer algo similar? ¿Te gustaría pero hay algo que te bloquea?

¿Qué te impide volar y realizarte personalmente?

Cintia

Mi misión es ayudarte a despertar espiritualmente y hacer un cambio de vida, para que alcances la felicidad, libertad y paz supremas encontrándote a ti misma durante un año sabático, o sin él. Te ayudaré a que realices tu propósito de vida ¡y te conviertas en la persona que has venido a ser!

¡No te vayas sin mi regalo! Descárgate mi GUÍA GRATIS: "Los 7 errores de novata que debes evitar al planificar el mejor año de tu vida".

 
Shares
Share This